domingo, 12 de octubre de 2008

El Término Historia

La historia estudia todos los hechos ocurridos en el pasado, tanto los hechos destacados como los hechos ocurridos en la cotidianidad. La historia debe ser imparcial, aunque esto no se logra a cabalidad, debido a que las formas en que los seres humanos actuamos son muy variadas al igual que sus ideologías y formas de interpretar un suceso. Sin embargo, la historia debe ser objetiva, para que pueda ser lo más verídica posible.

El objetivo de la historia es revivir el pasado y comprenderlo, sometiendo un momento o una sociedad al análisis científico. Además, la historia es importante para entender las conmociones sociales, debido a que nos muestra la antigüedad como conocimiento para la explicación fundamental de las culturas y mantiene las relaciones intrínsecas entre los hechos y su interpretación; teniendo la última un rango mas amplio de posibilidades interpretativas, metodológicas y técnicas.


En el estudio de la historia existen dos posiciones posibles:
1. En la que el historiador se encierra en el terreno de lo empírico y se encarga de estudiar sólo las decisiones y los acontecimientos ocurridos.
2. En el que se realiza un análisis sociológico con suficiente profundidad para eliminar la apariencia de incertidumbre de los hechos sociales; y con el fin de búsqueda de orígenes y causas de estos hechos.


Para el estudio de la historia existen dos tipos de fuentes, las directas que son todo lo hecho con el fin de informarnos sobre la época en cuestión y las indirectas, son las que sin tener esta intención, nos proporcionan un conocimiento acerca de su tiempo.


Algunos ejemplos de estas fuentes son:


Directas: crónicas, códices, documentos e inscripciones.
Indirectas: huesos, utensilios, edificios o sus restos y armas.


En la historia se utiliza la periodización para el estudio organizado de los acontecimientos a través del tiempo. Existen múltiples formas de establecer periodos, una es según los métodos de producción y la organización social, económica o política que predominen en la sociedad. Pero, la división mas aceptada es la que inicia en la prehistoria abarcando la aparición del ser humano y la comunidad primitiva, la historia antigua que termina en 476 d.C., la edad media (476-1453 d.C.), la edad moderna (1453-1789 d.C.) y la edad contemporánea.


Generalmente, para periodizar la historia “universal” se utilizan hechos destacados de occidente y Europa. Ejemplos de esto hechos son: la Revolución Francesa, la Primera y Segunda Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín.


La preocupación científica y crítica de la historia nace con el positivismo, debido a que esta corriente se vale con todas las fuentes que se puedan demostrar y verificar su autenticidad. También, la preocupación constructiva busca resolver los problemas de lo planteado en el pasado humano.


La Historia posee una teoría que se genera por la práctica del historiador y de los problemas que emanan de su oficio. Mientras, que la filosofía de la Historia deviene como resultado de determinadas interpretaciones de la Historia desde fuera a partir de la aplicación de una teoría abstracta.


Finalmente, algunas corrientes de la historia son el positivismo, el marxismo y la escuela de Annales.

No hay comentarios: